Barigüí, la mosca que muerde en la cuenca del Salado

Barigüí Cuenca del Salado

Reunión para atacar el problema

Un grupo de biólogos y epidemiólogos se reunieron en la ciudad bonaerense de Bragado para acordar, con nueve municipios de la cuenca del Salado, el uso de bacterias para el tratamiento científico, integral y sistémico del barigüí, mosca pequeña negra conocida como “mosquita negra” que se convirtió en una plaga a raíz de las inundaciones recientes.

El encuentro fue organizado por el ministerio de Ciencia y Tecnología bonaerense, y contó con los aportes del investigador del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (Cepave) Juan José García, y de la bióloga y epidemióloga de la Dirección Provincial de Epidemiología e Información Sistematizada, Alejandra Rodríguez, quienes propusieron diferentes iniciativas para abordar la problemática en el mediano y el corto plazo.

La picadura del barigüí es muy dolorosa y causa reacciones alérgicas y dermatitis en algunas personas y aunque no es transmisor de ninguna enfermedad, produce heridas dolorosas y posibles infecciones en humanos y animales.

Barigüí

El barigüí, cuyo nombre científico es simúlidos, es un insecto de la familia de los dípteros nematóceros de 2 a 5 milímetros de tamaño, de color generalmente oscuro y que se diferencian de los mosquitos por tener el cuerpo más rechoncho, boca picadora chupadora, alas anchas y patas mucho más cortas.